S5.3 SUELTA EL MIEDO AL RECHAZO

Cuando nos rechazan sentimos dolor. Al sentir dolor generamos miedo. El miedo tiene la función de protegernos. Protegernos para no volver a sentir ese dolor. Sin embargo, cabe la posibilidad de que este miedo se magnifique y se convierta en un miedo irracional que nos bloquea y paraliza.

El miedo al rechazo nos impide realizarnos en nuestro día a día. Dejamos de hacer cosas por miedo a que nos digan que no o nos dejen.

Primero, te voy a dar unas pautas para que empieces a lidiar con el miedo al rechazo y, luego, pasarás a trabajarte el miedo al rechazo en tu mente subconsciente, como ya has hecho con los dos temas anteriores. Es posible, que no te atrevas a poner en práctica estas pautas hasta que te hayas trabajado a nivel de tu subconsciente. Entonces, empieza por trabajarte el subconsciente y luego atrévete con estas pautas.

Pautas para perder el miedo al rechazo:

  1. Exponte al rechazo. Te invito a que empieces a pedir cosas a diferentes personas. Primero a personas que no te conozcan y luego a tus conocidos y familiares. La idea es que empieces a jugar, juega a ver cuántas veces te dicen que no en un día. Realmente, que te digan que no, no tiene nada que ver contigo, sino con las otras personas.
  2. Suelta el control. Cuando tienes pánico al rechazo tiendes a controlar tus gestos, tu cuerpo y también lo que dices. Te invito a que sigas jugando y que te propongas dejar de controlar todo esto. Se trata de no pensar lo que dices, ni evaluarte, simplemente deja que te salga lo que te tenga que salir.
  3. Anota tus pensamientos. Anota todos los pensamientos que te vienen de forma automática y que te hacen pensar que te van a rechazar. Anota debajo qué sería lo peor que podría pasar si te rechazaran. Imagínate que esto ya ha ocurrido. Si abrazas el miedo, este desaparece. Si el miedo desaparece, la idea de rechazo también. Todos esos pensamientos que te llegaron no son ciertos, solo tú has querido creer que lo son hasta. Quítales tu atención y recuerda, está bien recibir un “no”. Cuando recibimos un no, el Universo te está protegiendo de algo, aunque ahora seas incapaz de verlo.
  4. Nunca rechaces antes de que te rechacen. Rechazar antes de ser rechazado es un fenómeno que ocurre especialmente ante el miedo al rechazo de la pareja. Conductas cómo, tardar en contestar los mensajes whatsapp adrede y otras, son un ejemplo de esto. No se trata de ganar poder frente al otro. En una relación sana se debe poder expresar nuestra vulnerabilidad dentro de relación.


Ahora, haz la tarea 3 de la lección 4 de esta semana y sana tu miedo al rechazo.